lunes, 23 de agosto de 2010

Tatuados por los medios

Un nuevo libro de la periodista Silvia Bacher presenta los dilemas de la educación de los jóvenes en la era digital.

Hay quienes los llaman "nativos digitales". Silvia Bacher los nombra con el título de su libro (178 páginas) de reciente aparición: Tatuados por los medios (editorial Paidós, 2009). El trabajo, que lleva el subtítulo "dilemas de la educación en la era digital", habla de los jóvenes y de su relación con los procesos educativos. La obra ingresa en la problemática que surge del desarrollo de las nuevas tecnologías en la vida de las generaciones más jóvenes, pero desde una perspectiva que inscribe este aspecto en el marco de una realidad mucho más compleja. O como lo señala el investigador colombiano Jesús Martín-Barbero en el prólogo del mismo libro, sin caer en "la tramposa instrumentalización de las ‘nuevas tecnologías’ para tapar con ruido y brillo digital la hondura de la crisis que atraviesan las relaciones de la escuela con su sociedad, o el altivo desprecio con que se identifica la mutación tecnocultural del mundo que habitamos con la más fatal de las decadencias de Occidente".


El trabajo, que combina lo conceptual y los desarrollos teóricos que apelan a connotados investigadores en la materia con la presentación de experiencias, se transforma en una muy ordenada y orientadora agenda de las principales preguntas que el mundo adulto, en particular de los educadores, puede hacer hoy frente al conflicto que la digitalización y la complejidad de la integración tecnológica de los medios de comunicación, le plantea, en primer lugar, al sistema educativo en general, y en forma particular a educadores y los mismos padres. Sin recetas, pero con muchos recorridos que aportan luces para mejorar el diagnóstico, Tatuados por los medios es un desafío para abrir la cabeza alejándose del camino de la queja y de la declaración de impotencia ante el nuevo escenario.


Para ello, Bacher (periodista de radio, televisión y medios gráficos, especializada en temas de educación) recurre a sus propias experiencias, apoyada en la trayectoria de la red de radios escolares de la que es promotora y artífice junto a comunicadores y docentes de escuelas de todo el país. En un escenario donde se enfatiza el discurso de los derechos mientras se adelantan prácticas que lo contradicen, Bacher sostiene que "no hay forma de garantizar los derechos de la infancia, si no es potenciando la capacidad crítica y las habilidades comunicativas. Por eso, no pueden considerarse políticas públicas de promoción de derechos aquellas que se limitan a exhibir coloridos afiches en las paredes de las escuelas, a las que asisten la discriminación o la falta de solidaridad. Y a las que, si no se la desarticula, antes o después, concurre la violencia".


El argumento del libro no es contra la escuela ni en desmérito de los docentes. Por el contrario. Las reflexiones aportan a rescatar la idea de una escuela de nuevo tipo, que tiene que dialogar con otra conformación social y cultural y, sobre todo, con jóvenes que forjan su identidad a partir de nuevos estímulos, a través de otras formas de incorporación de información y metodologías no imaginadas para la producción de conocimiento donde la escuela, y los docentes, dejaron de ser la única y privilegiada fuente del saber. Los docentes compiten con una suerte de otro maestro "fantasma" que se presenta de manera siempre inesperada y novedosa a través de la red de redes poniendo en jaque sus propios conocimientos y su autoridad. En ese marco Bacher sostiene que "educar en una sociedad en la cual los lazos se tornan frágiles no es tarea sencilla", no obstante lo cual "en un entorno volátil, gobernado por las tecnologías y el marketing, los docentes son anfitriones de uno de los pocos escenarios aún vigentes que permiten construir vínculos en los cuales los valores como el amor, la libertad, la identidad, cobren carnadura". En lo que podría titularse como "reivindicación del maestro en la era digital", la autora rescata que son los docentes los que pueden promover la formación de hombres y mujeres abrazados al respeto a los derechos humanos, el reconocimiento del diferente y la preservación del medioambiente, entre otros valores. Porque "desde las culturas ancestrales, el maestro es el líder con carisma suficiente para iluminar mentes y corazones. Una guía capaz de estimular el pensamiento aun en condiciones adversas".


¿Cómo? Desarrollando un modelo educativo que, lejos de enfrentarse a los medios y a la avalancha informativa de la red de redes, incorpore su lenguaje y su dinamismo desde marcos de referencia que consoliden las estrategias educativas, incentivando la curiosidad, la innovación y la creatividad, reconociendo también la brecha digital que existe entre estudiantes y docentes, pero vinculando todo ello en un proceso comprometido con la construcción de criterios y valores. Una "escuela wiki", propone Silvia Bacher.


 


Por Washington Uranga

http://www.pagina12.com.ar/

sábado, 14 de agosto de 2010

Opinión teledirigida


La Televisión( Análisis Crítico)
La Opinión teledirigida Sartori
Clemente González Puerto
Víctor Esteban Alonso
Slide 2
Indice Infomación Más desinformación También la imagen miente
Slide 3
INFORMACIÓN Informar = proporcionar noticias
No conlleva comprender las cosas La importancia de las informaciones es variable
Slide 4
INFORMACIÓN Subinformación = dar información de manera insuficiente, reducir en exceso
Desinformación = distorsión de la información, dar noticias falseadas
Estos dos conceptos se pueden superponer





Slide 5
DIFUSIÓN DE LA INFORMACIÓN Difusión aparece con el periódico Información de masas aparece con la radio, periódico excluía al analfabeto Televisión llega al sector más amplio, pero da menos información que cualquier otro medio
Slide 6
TELEVISIÓN Tiene que estar en el lugar de los hechos para filmarlos Aumentan las informaciones locales por la proximidad, baja interés por lo lejano Necesidad de tener siempre imágenes, lleva a una inflación de imágenes vulgares y de archivo
Slide 7
TELEVISIÓN De cada 30 minutos de informativos, 20 se llenan con asuntos triviales Pseudo acontecimiento = hecho prefabricado que se da porque hay una cámara, es desinformación
Slide 8
DIARIOS vs TELEVISIÓN Hombre de la cultura escrita hace un esfuerzo de abstracción y comprensión Con la tele este esfuerzo desaparece, y se reducen los tiempos dedicados a la información Para el telespectador, lo que no se ve no existe
Slide 9
CONSECUENCIAS La subinformación nos hace ‘perder de vista el mundo’ Audiencia aumenta con sucesos locales No se realiza esfuerzo a la hora de informarse La TV ha producido ciudadanos que se interesan por trivialidades
Slide 10
Más Desinformación La desinformación. Informar mal, distorsionando La TV produce desinformación Involuntaria e inevitable. Nos presenta una visión injusta y distorsionada de la realidad, así vemos un mundo que realmente no se ha visto. Presencia de la TV. Mayor en los países con libertades.
Slide 11
Distorsiones informativas. Se convierten en verdades. Falsas estadísticas. Son resultados estadísticos con una interpretación falsa Discriminación racial. Sobrerepresentación de los asiáticos. Sobrevaloración negros en el deporte ¿Objetividad discutible?
Slide 12
Entrevistas casuales. Un reportero va por la calle y entrevista a la gente. La “ Voz del Pueblo se hace oir ”. Un transeúnte sólo se representa a sí mismo. Distorsiones informativas. Se convierten en verdades.
Slide 13
Las estupideces cuando se dicen en pantalla crean opinión, y al día siguiente las dicen multitud de personas. Distorsiones informativas. Se convierten en verdades.
Slide 14
Premiar la excentricidad. Cuanto más extremas y extravagantes son la posiciones, más promoción y difusión reciben. Destacan los charlatanes, los pensadores mediocres, Estamos en manos de un interés mal entendido. Distorsiones informativas. Información excitante.
Slide 15
Privilegiar el ataque y la agresividad. Función crítica. Pinchar al poder. Valor ético como profesional. Servir a la verdad. Mostrar al atacante y al atacado. Crear público y complacerlo. Entrevistador simpatiza con el entrevistado Distorsiones informativas. Información excitante.
Slide 16
Sartori concluye: Informar es comunicar un contenido, decir algo. Todo lo que circula por la red es información. Incluso un rumor, puede convertirse en información, si se vaporiza la noción de información y se diluye en un tipo de comunicación que es solamente contacto.
Slide 17
La imagen no puede mentir, es lo que es y habla por sí misma. La TV puede mentir y falsear la verdad, igual que cualquier instrumento de comunicación. La fuerza de la veracidad inherente a la imagen hace la mentira más eficaz, y por tanto más peligrosa. También la imagen miente
Slide 18
Talk-shows. En la video-política el debate es fundamental. El miente es cazado enseguida porque el espectáculo está en que se habla, la imagen es secundaria.
Slide 19
Engaños televisivos. Los hay mínimos ocasionados por la información insuficiente. Otros graves como producto de la desinformación o de la manipulación deliberada
Slide 20
En la TV las mentiras se venden mejor. Si perdemos la capacidad de abstracción, se pierde la capacidad de distinguir lo verdadero de lo falso

jueves, 5 de agosto de 2010

¿Hasta qué punto un computador en casa puede afectar el rendimiento escolar?

A los padres de familia acostumbrados a ver a sus hijos pegados a Internet desde que se bajan del bus escolar, lo que descubrieron unos investigadores de la Universidad Distrital parece darles la razón.

Les dieron computadores portátiles a los colegiales de Castilla La Nueva (Meta) y dejaron que se los llevaran a la casa. La mayoría empezó a pasar horas chateando, bajando música y jugando, varios padres se empezaron a quejar del trasnocho y un grupo de sexto tuvo un bajonazo general en el rendimiento.

"Aunque fueron casos excepcionales, al revisar los servidores vimos que niños muy pequeños accedían a pornografía", cuenta Antonio Quintana, investigador.

De ese caso se dedujo que más de tres horas de computador eran señal de que algo estaba mal y que era necesario que los padres supieran cómo revisar el historial del equipo y, sobre todo, cómo estar en contacto con los maestros para saber si eso que hacen los niños en Internet son tareas.

"Los profesores son los primeros llamados a determinar si hay desbordamiento de los tiempos, a partir del rendimiento. Cada espacio tiene su tiempo", apunta Quintana.
Justamente un par de investigadores de las universidades de Chicago y Columbia (Estados Unidos) encontraron que tener computador en la casa, aún sin Internet, puede afectar las notas de matemáticas y lenguaje.

Juan Manuel Cuéllar, gerente de Educación de Intel, dice no estar de acuerdo con esos hallazgos, y lleva el problema a otro nivel: "Hoy los niños saben usar un PC antes que lavarse los dientes. Las redes sociales van a seguir existiendo. Antes que restringir el uso, los padres deben saber que es como dejar una puerta abierta a la calle", sostiene.
"Las cosas prohibidas generan mayor inquietud. Esto es un problema disciplinario, de una autoridad y una normativa en su casa", agrega María del Rosario Atuesta, experta de Eafit, quien sugiere definir horarios de consulta, pero, sobre todo, supervisar los sitios que se visitan.

Lo malo no es que chateen o estén en redes sociales, coinciden los expertos, pues eso ya se da por descontado, sino dejarlos solos. "Hoy los niños pasan más tiempo en la red que afuera. Hay que preguntarse: ¿Usted tiene control sobre eso?", dice Atuesta.

Desde la escuela: guiar a los padres
Así como los papás poco suelen saber sobre la actividad de sus hijos en línea, los colegios aún no tocan el tema de manera directa, apuntan algunas investigaciones.
Difundir listados de sitios útiles para visitar en familia, compartir con los padres la información sobre cuáles tareas académicas requieren pasar horas frente al computador en casa y dedicar tiempo a discutir temas como el comportamiento en red son algunos de las puntos pendientes, dicen expertos.

Hay que sacarlos a la calle a respirar
"Si el niño lleva cuatro horas conectado al computador, hay que preguntarle por sus tareas. Pero si lleva 10 horas leyendo un libro y no socializa, también hay que decirle: pare de leer y venga a jugar". Así resume Juan Manuel Cuéllar el nivel de disciplina que se debe tener en casa con el ocio digital.
María del Rosario Atuesta propone no restringir por completo el uso del celular, del computador o del acceso a redes sociales, sino emplear barreras y recompensas, tal cual sucede con el consumo de medios como la televisión.
Y el grupo de la U. Distrital sugiere dar ejemplo, pues los adultos también suelen excederse en el ocio tecnológico y lo mezclan con el trabajo y el tiempo familiar.



Fuente
http://www.eltiempo.com/
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Google+

Busca en mis blogs