viernes, 15 de junio de 2012

Educación y pantallas recomendaciones

Los medios como la televisión, y mucho más Internet son una novedad tecnológica, con amplia influencia en nuestra vida ¿Constituyen un aporte positivo para la educación de nuestros hijos? ¿Qué tipo de intereses son los que los movilizan? Claramente constituyen un desafío para los padres. Debemos proteger a nuestros hijos de los valores consumistas que detentan y de eventuales contactos que puedan perjudicarlos. Las siguientes recomendaciones fueron redactadas por integrantes de la Federación de Padres y Madres, en España, y pueden ser valiosas a la hora de reflexionar sobre el tema.   



Junto a nuestros hijos e hijas
• Acordad un código familiar de uso de Internet poniendo las reglas entre todos, sin imponerlas.

• Evita el acceso de los niños y niñas a Internet por la noche.

• Lee los mensajes que reciban tus hijos e hijas de desconocidos. Puedes tener una lista de las direcciones de correo electrónico  de sus amigos y amigas para identificarles.

• Interésate  por las amistades online de tus hijos e hijas.

• Infórmales de los riesgos de chatear con desconocidos, aunque sin alarmarles. Algunos proveedores de servicios de Internet ofrecen chats moderados especialmente dirigidos a niños
y niñas de una cierta edad. En ellos hay un adulto o adulta responsable conectado todo el tiempo para evitar intervenciones desagradables.

• Insísteles en que nunca den información personal ni datos privados a nadie por la red y que no entren en los canales de conversación  sin estar un mayor presente. El 30% de los y las menores que habitualmente  utiliza Internet ha facilitado su número de teléfono en alguna ocasión durante sus conexiones y un 16% su dirección.

• No permitas nunca que tus hijos o hijas queden con alguien que han conocido a través de Internet, aunque sea otro menor y le haya enviado una foto. El 14'5% de los y las menores ha concertado una cita con un desconocido a través de Internet.

• No contrates servicios de acceso a Internet con empresas que den una dirección IP (Protocolo de Internet) fija, porque esto hace sencilla la localización cuando se está navegando y averiguar la identidad del internauta.  Pide que la dirección IP (que es el número compuesto por 32 dígitos binarios que identifica a todo emisor o receptor de información  en Internet) sea dinámica.

• Evita el acceso de tus hijos e hijas a sitios para adultos utilizando sistemas de protección. 9 de cada 10 menores de 8 a 16 años ha visto pornografía en Internet

• No permitas a tus hijos o hijas tener un e-mail privado y, en el caso de que lo tengan asegúrate  de que sea gratuita y compartan la clave contigo.

• Enseña a tus hijos e hijas a encender y apagar aparatos sólo cuando vayan a usarlos, nada más. Al entrar en casa deben asearse, y comentar como les ha ido el día.

• Evita que hagan vida delante de de los medios, no les permitas hacer los deberes, comer o merendar con los aparatos encendidos. No permitas dejar de hacer lo que tienen que hacer por usar los medios. Sólo la mitad de los niños y niñas hace los deberes sin otra actividad solapada (en general ver televisión).

• Controla el tiempo que pasan frente a las pantallas. Nunca debe exceder de dos horas, aunque lo recomendable es no sobrepasar  la hora diaria. Antes de los 8-10 años, han de ser los padres o las madres los que determinen cuánto tiempo al día puede dedicarse a las pantallas pero, a partir de esa edad, es importante  que aprendan a dosificar por sí mismos.

• Infórmate de los contenidos que consumen en casa antes de su utilización, se crítico con los contenidos infantiles que no respeten los valores y derechos de los niños y niñas, selecciona contenidos positivos. Enséñales de pequeños a elegirlos y hacedlo juntos cuando sean adolescentes. Vigila la publicidad, porque la mayoría no es adecuada a la infancia, y explica a tus hijos e hijas todo lo relativo a la violencia y a la sexualidad.

• Vigílales ante las pantallas,  no les aparques delante como si fueran  la niñera.  Se recomienda que no las utilicen antes de los 3 años y, a partir de esa edad, que no las usen nunca solos. Pero lo ideal  es que solamente hagan uso de los medios cuando haya adultos en casa y que la pantalla  sea visible cuando tus hijos o hijas estén delante.
                                                                                                                            
• Mirad la televisión, usad el ordenador, navegad y jugad a la videoconsola juntos y estimula el diálogo: anima a tus hijos e hijas a que hablen con sus amigos de lo que ven en la televisión o encuentran por Internet y charlad en familia: explícales las cosas con razonamiento,  escúchales y ten en cuenta su opinión, hazles preguntas y déjales hablar,  aunque sea durante el visionado.

• No uses los medios como somnífero para que tus hijos o hijas se duerman  ni dejes que se acuesten tarde por usarlos. Tampoco es recomendable  que se vayan a la cama nada más apagarlos, porque les puede provocar trastornos  en el sueño, ni mandarles a dormir a medias de un programa o juego: para eso es mejor  que no lo empiecen. No les quites horas de sueño; establece un horario fijo de acostarse y levantarse y, si hay algo muy interesante  en la televisión, grábalo para verlo en otro momento.

• Enséñales a usar los medios predicando con el ejemplo: nuestros hijos e hijas adoptarán los hábitos mediáticos de sus padres y madres. Ponte al día en la cultura audiovisual  que dominan los pequeños y pequeñas y aprende a manejar los medios de comunicación como lo hacen ellos y ellas.

• No pongas los medios como referencia,  no remitas a ellos para poner ejemplos de conducta o reforzar tus argumentos. No los utilices  como recompensa ni para premiar o castigar, ni les castigues siempre a no usarlos.

• No pongas ordenador ni televisión en el cuarto de tus hijos e hijas, estos aparatos deben situarse en espacios comunes de la casa, como el estudio o el salón.


Extraído de
Boletín del CEAPA
nov/dic 2008
Padres y madres de alumnos y alumnas
Más información  en
“¿Saben  usar Internet y los videojuegos?”, de  María Miret  García, disponible  en www.ceapa.es



Publicaciones recomendadas
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Google+

Busca en mis blogs