miércoles, 9 de diciembre de 2009

Uso de la televisión

Entender como darle un uso adecuado a la televisión para nuestros hijos es algo que a todos los padres nos preocupa. No en vano estudios recientes llegan a conclusiones alarmantes con respecto a las problemáticas que pueden estar relacionadas al consumo de televisión. Problemas de obesidad infantil, malos hábitos nutricionales, bajo rendimiento escolar, comportamientos agresivos al ver ciertos programas y el desplazamiento de la actividad física necesaria diariamente para los niños en plena etapa de crecimiento, son sólo algunos ejemplos.

Sin embargo aunque la televisión puede afectar negativamente a nuestros hijos, nuestra responsabilidad como padres es darle un completo vuelco y lograr darle un enfoque positivo y orientar a nuestros hijos para darle un mejor uso, y con un sentido crítico, a algo a lo que inevitablemente estarán expuestos; la pantalla chica.

Aquí van 6 ideas para que puedas aprovechar la televisión de manera enriquecedora y constructiva con tus hijos, en tu hogar:


1. No pongas los televisores en las habitaciones

Ten cuidado con el mensaje que estás enviando a tus hijos con respecto a la televisión. Al poner los televisores en las habitaciones puedes estar invitándolos a que se aíslen y a que vean televisión en todo momento del día, inclusive en horarios donde la programación no es apta para menores. Del mismo modo un aparato de televisión para cada uno disgrega a la familia y poco a poco va sustituyendo tiempo valioso para compartir juntos. Ubica la televisión en un lugar central en el hogar donde la compartan como una actividad colectiva, que puedan comentar, y que tú puedas controlar. Es conveniente escoger espacios abiertos o con puertas abiertas para que tu tengas muy presente qué es lo que están viendo tus hijos.

2. Establece normas en casa con respecto al uso de la televisión, como horarios específicos
Limita el tiempo diario de ver televisión. Recuerda que la Academia Americana de Pediatría recomienda no exceder a dos horas diarias el tiempo en el que un niño está expuesto a la televisión.
Una buena idea es que acuerdes un momento específico, como parte de la rutina, en la que los niños puedan ver un buen programa en televisión. Por ejemplo al regresar de la escuela, y luego de hacer tareas, en un horario en el que la programación sea realmente apta para niños pequeños. Limita el tiempo e inclusive aprueba el canal compartiendo con ellos el por qué de tu juicio... ¿la razón? , no sólo basta con asegurarse de que un horario es conveniente por la programación infantil, sino que además con tu sentido crítico de madre o padre o cuidador de los niños, es definitivo que evalúes cada programa que ven. Por cierto, hay canales de niños que yo misma en mi casa tengo censurados porque encuentro que los valores que apoyan y los personajes principales no están comunicando aspectos positivos para la vida de mis hijos. Entonces ¡sentido crítico! tanto tuyo como para enseñárselo a tus hijos.

3. Dales herramientas para tener un sentido crítico frente a los contenidos
Los niños en edad preescolar van aprendiendo lo que te escuchan y poco a poco van entendiendo tus opiniones ¡Compártanlas, discútanlas! Es hora también de empezar a preguntarles por qué opinan que un programa es una buena programación para niños y por qué , sobre otros programas, creen que mamá o papá los encuentran inapropiados. Hazles preguntas abiertas e invítalos a construir sus propias respuestas. Luego reafirma tu opinión como por ejemplo decirles que X monito o 'cartoon' no es algo que te guste que estén viendo todo el tiempo porque en ese programa lo usual es que resuelven los problemas con violencia. Este tipo de comentarios y críticas están creando un momento maravilloso de aprendizaje para tus hijos. Muéstrales ejemplos y discutan juntos sobre lo que son enfoques positivos, como también formas equivocadas de resolver un conflicto. Habla con tu hijo de lo que son comportamientos violentos, agresivos y groseros e invítalo a pensar en cuáles de esos programas pueden ser inapropiados por esas razones y cuáles son los mejores y que realmente merecen más la pena para verlos.

4. Acuerden qué tipo de programación es conveniente y es consistente con los valores que comparten
Reafírmale que definitivamente no compartes con la violencia en los programas, pero igual prepáralo para cuando vea escenas violentas y entienda mejor cómo juzgar estas situaciones (ya que nunca tendrás un completo control ... menos cuando crecen, visitan amigos, tienen reuniones de juego etc.) . Es importante también que busques y prefieran programación que apoye los valores que comparten en tu familia y ojalá programación que refuerce lo que están aprendiendo en la escuela.
Si es inevitable que de vez en cuando tengas que hacer concesiones y dejar que tu hijo veo programas de los que no eres muy partidario, una buena idea es dedicarle tiempo para estar al lado y verlo juntos. También es importante que al interactuar con tus hijos con respecto a lo que ven en televisión les enseñes y refuerces siempre las cosas fantasiosas de la televisión y les ayudes a descubrir el límite entre lo que es fantasía y lo que es la realidad. Algo más es educarlos para entender que la publicidad a la que están expuestos durante el tiempo que ven televisión no es parte de la realidad, y tantas ofertas son en la mayoría de los casos necesidades creadas con actores que representan cosas. ¡Refuerza, refuerza y refuérzales un sentido crítico!

5. Mira los programas junto con tus hijos ... y coméntenlos

Esta es la situación ideal para educar a nuestros hijos a tener un sentido crítico frente a lo que ven en la televisión y prepararlos para disfrutar de una buena programación y siempre seleccionando lo bueno y desechando lo que no construye, y preparándolos siempre a entender lo que hace parte sólo de la ilusión de la televisión pero no es la vida real.

6. Desde que están bien pequeñitos, controla lo que ven y el tiempo de exposición

Especialmente con los niños pequeños que aún no se pueden expresar bien. Paralelamente a toda tu tarea de enseñarles a tener un pensamiento y sentido crítico utiliza las herramientas a la mano que te ayudan a controlar su acceso a la televisión y sus contenidos. Utiliza los controles para padres (parental controls) para determinar los canales que consideras aptos para tus hijos. Igual establece tiempos cortos para ver televisión y utiliza los menus para ello. Resulta conveniente alguna de la programación disponible bajo demanda (on demand) para niños; es bueno porque lo puedes ver con anterioridad y evaluarla. Si la consideras apropiada puedes de nuevo escogerla para tus hijos y aprovechar varias de las opciones para ver programas buenos, programas educativos, la mayoría gratis y con mínima exposición a anuncios publicitarios.


 


http://www.buenos-padres.com/2009/11/30/uso-television/


Autora: Luciana Gilart


Sitio: Buenos Padres

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Google+

Busca en mis blogs