domingo, 18 de abril de 2010

Una televisión para la Educación.

La televisión no es un electrodoméstico más, significa una pesada influencia en nuestras vidas y desde hace tiempo está naturalizada, como si fuera parte de la humanidad en todas las épocas.
Ello nos impide reflexionar y preguntarnos cosas como ¿Está a favor de la Educación? ¿Aporta algo a la convivencia democrática? ¿Estimula la participación? ¿Cómo está compuesta su programación? Para que podamos respondernos estas y otras preguntas, coloco a continuación una serie de tres videos, donde un catedrático español, el profesor García Matilla, especialista en el tema, nos muestra un sentido de la Televisión Pública.
Los conceptos se refieren a toda la realidad de Hispanoamérica, y se abordan temas como:
Televisión educativa. Entrevista a uno de los pioneros en materia de Educomunicación ¿Es posible que la televisión cuide especialmente a la infancia y la adolescencia? ¿La televisión educativa, es necesariamente aburrida? Cambios tecnológicos en la TV y su influencia en la programación. La televisión digital.






La televisión como servicio público. Televisión al servicio de la socialización y de la ciudadanía ¿Qué valores promueve la televisión actual? ¿La fama a cualquier precio? ¿El triunfo a cualquier precio? ¿El dinero a cualquier precio? ¿Qué tipo de sociedad pretende formar? ¿Contribuye, o va contra los valores de la Educación? ¿La televisión promociona la estupidez? La televisión como promotora del acceso democrático de distintos grupos sociales








Rentabilidad económica y rentabilidad social. Promoción de valores. La rentabilidad de la televisión pública, su función dignificadota del medio. Necesidad de una alianza entre los medios de comunicación con la sociedad, y con sus diversos grupos ¿Qué futuro nos espera sin esa alianza? La televisión como promotora de valores sociales y democráticos, o un elemento para envenenar a la población





No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Google+

Busca en mis blogs