miércoles, 20 de abril de 2011

Los Periodistas educan tanto como los Maestros

Los siguientes son unos párrafos de la entrevista que hace algún tiempo efectuara "Tiempos del Mundo" a León Trahtemberg. Las respuestas son válidas para numerosos contextos, aparte del peruano. 













"El debate sobre el rol de los medios de comunicación en la educación usualmente se concentra en los aspectos recreativos o nocivos que estos medios tienen para la educación de los niños y jóvenes. Sin embargo hay un área que ha sido menos explorado, y es el de la pedagogía de los medios peruanos, que se desprende de los programas noticiosos o de entrevistas que deja igual mucho para pensar. Sobre este tema conversamos con el experto León Trahtemberg, en la habitual entrevista didáctica que nos ofrece cada mes

T de M: ¿De qué manera afectan los contenidos de los programas de televisión la educación de los niños y jóvenes?


La omnipresencia de la pantalla de vídeo en nuestra sociedad, a través de la televisión, los juegos de videos, las computadoras, etc. ha generado una gran preocupación respecto a los contenidos de los programas que ven o usan los niños y jóvenes. Sin embargo hay otra dimensión del uso de estos medios que merece estudiarse, que tiene que ver con el efecto que el lenguaje visual tiene en las formas de aprendizaje de los niños y jóvenes de nuestros tiempos. Me refiero a que los alumnos ya no toleran los mensajes auditivos orales de los profesores, ni las lecturas o tareas textuales escritas, porque están habituados al lenguaje audiovisual de la televisión que es mucho más atractivo, dinámico y estimulante.

T de M: ¿Significa eso que los alumnos tienen que ser alfabetizados de otra manera?

Tradicionalmente la alfabetización textual se definió como la habilidad para leer y escribir y la educación formal se desarrolló en torno al texto escrito y la tecnología de la imprenta. Como consecuencia, en lugar de conceptuar el texto escrito como una de las muchas tecnologías de comunicación, se le convirtió en el equivalente a la educación. La alfabetización visual, obligará a que la educación formal se apoye más en las imágenes móviles, de ver más que escuchar, y la tecnología de la televisión.
La alfabetización visual exige entender los códigos por los cuales se interpretan los vínculos entre las imágenes. Por ejemplo, al mirar la televisión, el espectador debe integrar diversas imágenes parciales proyectadas en fracciones de segundos para construir una escena del conjunto. Así mismo, si se compara las habilidades de un niño que escucha radio y ve televisión, se encuentra que la mayor ventaja de la televisión es que al combinar la imagen con la palabra, permite una mejor memorización de la información de lo que hace la palabra por sí sola a través de la radio. Además la televisión permite una mejor memorización de la información en general y especialmente la vinculada a la acción, como ocurre por ejemplo en los deportes o documentales de ciencias. Se hace más difícil escuchar las olimpiadas por radio. Sin embargo, con la televisión decrecen la capacidad de imaginación, el esfuerzo mental al usar el medio visual y la atención hacia la información puramente verbal.


T de M: ¿Qué hay con la tradicional acusación de que los contenidos de la televisión afectan la salud mental de los niños y jóvenes?

Hay investigaciones ambiguas. Hay las que dicen que la televisión induce a violencia y comportamientos censurables, y hay los que dicen que más bien hace de catarsis, es decir al verlo en televisión lo actúan sus fantasías a través de otros y así se desahogan y evitan tener que actuarlos por sí mismos. Al igual que en las medicinas, hay tantos intereses en juego por parte de los promotores de investigaciones que usted encontrará todo tipo de hallazgos, según las expectativas del investigador. Para saber si es serio hay que conocer al investigador y a quien financia la investigación. Sin embargo, yo tengo una reflexión que me gustaría aportar a sus lectores, y se refiere a la pedagogía de los comunicadores.



T de M: ¿A qué se refiere?

Yo creo que hay una pedagogía de los medios que emerge de la manera como los conductores de programas periodísticos, noticieros y especialmente entrevistadores llevan a cabo su conducción o entrevistas Creo que en el Perú hay una enorme dificultad en los periodistas por comprender y respetar la esencia de las opiniones de los entrevistados, de quienes se cita generalmente aquellas partes que coinciden con la ideología del periodista o el medio en el que trabaja, o de quien alternativamente, se extraen párrafos de sus declaraciones para hacerlas aparecer como confrontadas políticamente con las de otro entrevistado. Esta tendencia elimina la posibilidad de que un entrevistado tenga una posición independiente y técnicamente sólida.


T de M: ¿A qué se debe?

Pienso que en los medios peruanos hay una enorme inmadurez, y una gran falta de tolerancia para las ideas diferentes, que se transforma en una falta de respeto al entrevistado, quien deja de ser una persona valorada por sus propuestas, para convertirse en un instrumento de la ideología del redactor o editor. El entrevistado se convierte en un objeto de manipulación (al servicio de las ideas del periodista) y deja de ser el sujeto digno de quien se quiere conocer una opinión. Hay una enorme dificultad en los periodistas en reconocer que en situaciones ambiguas se debe citar ambas caras de la moneda para representar fielmente la opinión del entrevistado. Sin embargo, los periodistas no toleran estos análisis que combina las dos caras de la moneda, y más bien buscan que dicotomizarlas y elegir una de las dos posiciones, según su mejor parecer.


T de M: ¿Puede darnos algunos ejemplos?

Ocurre a cada rato con las entrevistas para los noticieros. La emisora envía un periodista que generalmente no domina el tema, le preguntan durante 15 minutos diversas cosas sin que uno sepa cuál es el eje de su interés. Luego escogen los 30 segundos que mejor les acomodan, muchas veces fuera de contexto y sin respetar las ideas centrales del entrevistado. Otro caso muy frecuente es el del entrevistador que lo invita a uno a un programa, y tiene su idea pre concebida sobre el tema, y se dedica a atacar al entrevistado si su idea es distinta o a ser complaciente si su idea es coincidente. ¿Qué periodismo es ese? Ese es un periodismo, autoritario, dictatorial, unilateral, esencialmente antidemocrático. A los peruanos se les pretende enseñar en el colegio la importancia de la tolerancia, el respeto a las ideas del otro aunque sean diferentes a las de uno, aprender a valorar a cada persona por sí misma y no como un instrumento para otros fines, el valor constructivo de la crítica, etc.
Sin embargo, los peruanos aprenden de muchos medios de comunicación la inflexibilidad, la intolerancia, la falta de respeto por las ideas de los demás, la búsqueda permanente de la confrontación entre las personas, todo lo cual le hace un flaco favor a la búsqueda de construir una sociedad tolerante, pluralista, democrática, conciliadora. Más aprenden de educación cívica y democrática (distorsionada) los alumnos viendo la televisión que en los cursos de educación cívica del colegio.


T de M: ¿Tiene usted una idea de porqué actúan así?

Si, creo que estos periodistas son producto de la educación a la intolerancia que se cultiva en sus mentes y espíritus desde que son pequeños y van a la escuela. Los profesores les exigen memorizar en lugar de reflexionar, presentan versiones únicas sobre cada tema y no la diversidad de posiciones, basan el aprendizaje del alumno en lo que profesor dice, etc. Así la escuela autoritaria coacta la libertad de acción y pensamiento del alumno, por lo tanto su creatividad, capacidad de adaptación, lo cual limitará su eficiencia y originalidad como trabajador en el futuro. El alumno aprende a someterse a la autoridad del profesor, pero también a ejercer la autoridad de manera dictatorial el día que le toca tener el poder y la autoridad. Así se perpetúa la relación autoritaria, intolerante y a la vez pasiva y apática en la relación entre adultos y jóvenes, autoridad y subordinado, que los periodistas reproducen en sus conducciones y entrevistas. La verdadera educación democrática supone más bien enseñar a cuestionar, a discrepar, a opinar libremente, y sobre todo a aceptar que hay puntos de vista igualmente validos para un mismo asunto. En eso los periodistas peruanos tienen mucho para aportar.












Fuente:
http://www.trahtemberg.com/
Leon Trahtemberg
Egresado de Ingeniería Mecánica, UNI.
Especialización en Administración de la Educación, Univ. de Lima.
Egresado del Magíster en Administración de Empresas, Univ. del Pacífico.
Magíster en Educación, Univ. Hebrea de Jerusalem.
Doctor Honoris Causa de las Universidades Particulares de Chiclayo, Cajamarca, San Pedro de Chimbote y Santiago Antúnez de Mayolo de Barranca.
Miembro del Consejo Nacional de Educación desde el año 2001 y reelegido en el 2007.


No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Google+

Busca en mis blogs