lunes, 31 de diciembre de 2012

El contexto de visión

La televisión genera dificultades de diversas naturaleza, algunas de ellas ligadas al uso inadecuado, pero en algún caso podemos obtener elementos de valor ¿Qué aportes positivos puede obtener un niño de la televisión? ¿De qué dependen los probables aprendizajes? ¿Cuál debe ser el rol del adulto en todos los casos?


La visión de la TV no puede ser completamente comprendida al margen de su relación con el contexto sociológico inmediato del telespectador (características de la familia, status socioeconómico, etnia,...) o del comportamiento y experiencias del telespectador fuera de la situación de visión de la TV.

La comprensión de una historia de TV no es independiente de la sociología familiar y de la cultura más amplia. Salomon argumenta que la ganancia que se obtiene de ver la TV depende de la cantidad de «esfuerzo mental» invertido en el procesamiento cognitivo del programa, y que hasta cierto punto esta inversión está relacionada con los valores, la experiencia y la posesión de una cultura más amplia. Collins indica que la comprensión de los niños/as pequeños de las historias de TV está relacionada con su background socioeconómico y el sistema de valores familiar. Esos inputs, para la estructura del conocimiento general del niño/a, son algunas de las bases de la asimilación del niño/a del programa de TV, y dan cuenta de las diferencias en comprensión entre los niños/as pequeños.

Por otra parte, un grupo de descubrimientos relaciona la atención visual con el aspecto del entorno de visión y han demostrado que la atención visual es modificada por la presencia de co-telespectadores y por la disponibilidad de actividades alternativas (como los juguetes).

Mediación adulta
Una cuestión crítica respecto a cómo la TV puede ser efectiva en producir un aprendizaje activo en los/as niños/as tiene que ver con el rol de mediación y enseñanza adulta. A causa de su limitado desarrollo de esquemas, los preescolares para aprender son especialmente dependientes de la mediación de los adultos. Los padres indican características a las que pueden atender, reestructuran los estímulos complejos del medio, o describen los procesos en funcionamiento con un vocabulario fácilmente accesible a los/as niños/as, de este modo crean trozos de información manejables para ellos/as.

Por otra parte, los adultos como parte de un programa de TV son más efectivos en producir aprendizaje en los/as niños/as que secuencias idénticas con mínimo comentario verbal. La disponibilidad de «figuras-parentales» adultas en la TV o de voces en off de adultos, para las secuencias de acción visual, pueden también ser efectivas en producir aprendizaje en los/as niños/as preescolares.



Extraído de
Revista Complutense de Educación
1998, vol. 9. ni 2:41-77
El mundo de la televisión
Diana García Corona
Profesora Departamento MIDE. Facultad de Educación
Universidad Complutense de Madrid
Ana Isabel Martín Ramos
Licenciada en Ciencias de la Educación



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Google+

Busca en mis blogs