martes, 22 de enero de 2013

Un estudio relaciona la obesidad con los dispositivos electrónicos en los cuartos infantiles

El uso de dispositivos electrónicos, por parte de los niños, fuera del control parental, en sus cuartos, entraña ciertos riesgos, en este caso ¿Qué sucede con la obesidad? ¿Qué relación existe entre el sueño, la dieta y la actividad física de los niños?

 

Un estudio que abarcó toda la provincia de Alberta, en Canadá, mostró que los niños con uno o más dispositivos electrónicos en sus dormitorios (TV, PC, videojuegos o celulares) tienen mayor propensión a la obesidad. Apenas una hora de sueño adicional disminuye la probabilidad de tener sobrepeso en 28 por ciento, y de ser obeso en 30 por ciento.

 

Uno de los autores del trabajo, Paul Veugelers, profesor en la Escuela de Salud Pública en Alberta, dijo que la investigación era la primera en hallar la relación entre el sueño, la dieta y la actividad física en los niños.

 

Casi 3.400 niños de quinto grado fueron consultados sobre sus hábitos nocturnos y el acceso a dispositivos electrónicos. La mitad tenía TV, DVD o consolas de videojuego en su dormitorio; 21 por ciento tenía computadora, y 17 por ciento teléfono celular.

Un 57 por ciento reportó haber usado equipo electrónico cuando debía estar durmiendo, mayormente viendo televisión. 27 por ciento de los estudiantes se enfrascaban en tres o más actividades luego de haber ido a la cama.

 

Los investigadores hallaron que los estudiantes con acceso a un dispositivo electrónico tenían 1,47 veces más probabilidad de tener sobrepeso que aquellos niños que no tenían esos dispositivos en el cuarto. La cifra subía a 2,57 para los niños con tres dispositivos, siendo los resultados similares entre los niños obesos.
 

La coautora Christina Fung comentó que los niños contemporáneos no duermen tanto como las anteriores generaciones, y que al menos dos tercios no cumplen con el horario de sueño por noche. Además de asociarse a hábitos saludables, un buen sueño nocturno implica mejores resultados académicos, menos desórdenes del humor, y otros factores positivos.

 
"Es importante enseñar a estos niños a edades cada vez más tempranas sobre los hábitos más saludables", opinó Fung. El trabajo fue publicado en el periódico Pediatric Obesity de septiembre.

 

 

Fuente: Universidad de Alberta, Canadá
En
Síntesis Educativa
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Google+

Busca en mis blogs