domingo, 6 de febrero de 2011

Responsabilidades compartidas

Los efectos de la televisión no pasan desapercibidos, hasta los sectores conservadores lo denuncian ¿No será necesaria la intervención de la Escuela? En un medio conservador argentino publicaron el siguiente artículo:


Productores de televisión admiten la influencia en los chicos

"Es un tema de larga discusión", dijo Rubén Vivero, director artístico de Endemol, al ser consultado por LA NACION por el pronunciamiento de la Academia Nacional de Educación.


Productor de los programas Policías en acción y Cárceles, un mundo adentro , admitió que la televisión "influye sobre el aprendizaje y el crecimiento de los chicos, en el lenguaje y en las costumbres, incluyendo las cuestiones más procaces, como lo sexual".

Vivero se mostró convencido de que la televisión es una industria y muchas veces se le exige que cumpla roles que no tiene. "En todo caso, la responsabilidad es compartida. Están la familia y la escuela, y si la televisión asume nuevas responsabilidades es porque del otro lado no hay contención."

El productor televisivo no ve con malos ojos que la televisión presente temas que sirvan como disparadores para promover el diálogo en la familia. "No es bueno tapar todo. En un hogar, el debate sobre determinado tema puede ser muy enriquecedor."

El empresario Carlos Rotemberg respondió a la consulta de LA NACION con su propia experiencia.

"Yo fui presidente de la Cámara de Productores Independientes (Capit) desde su fundación, en 1998, hasta 2005, cuando renuncié y retiré mi empresa productora de la entidad. Creía que uno de los fundamentos y la razón de ser de la cámara era la defensa de la industria televisiva y su mejoramiento. Como esta premisa no se cumplía, me fui."

Rotemberg expresó que coincidía con la línea editorial de LA NACION en favor de una calidad más elevada en la televisión. Y lamentó que en la Argentina "no existan canales privados, porque todos son estatales: el Estado cede las ondas y frecuencias a los licenciatarios por un período determinado, que después prorroga".

"Habría que ver por qué el nivel de los contenidos llega a esta situación. Yo, a pesar de producir programas de TV, me divierto más en Internet", dijo.

Claudio Ferrari, director teatral y de televisión que tuvo a su cargo el ciclo Ver para leer , es consciente de que la TV puede perjudicar a los chicos. Pero añadió: "El adulto tampoco está protegido".

Sin embargo, consideró que "cada vez hay mayor conciencia del estado de la televisión" y dijo que "lo escandaloso no son los programas infantiles, sino aquellos que muestran intimidades, la vida privada e impudicias. La TV no filtra nada".

Se mostró partidario de que el Comfer haga cumplir las sanciones previstas en el régimen de radiodifusión, aunque aclaró que la experiencia que ha recogido en el medio audiovisual le permite advertir que "la intención de la gente en la TV es hacer las cosas bien y mejor".

 


Fuente

La Nación

Buenos Aires

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Google+

Busca en mis blogs