martes, 17 de julio de 2012

Televisión y procesamiento cognitivo

¿Cómo procesan los niños los contenidos televisivos? ¿Qué estudia la teoría al respecto? ¿El televidente es totalmente pasivo frente a los contenidos?



Investigación acerca del procesamiento cognitivo de la televisión por los niños/as. Perspectivas teóricas

El estudio de las influencias de la TV incluye dos elementos:

a) el contenido del medio y

b) el telespectador, que es quien percibe e interpreta las imágenes y los mensajes.

A lo largo de su historia, la investigación de los medios de comunicación de masas se ha centrado principalmente en el primero. La frecuencia de ocurrencia de un comportamiento o suceso en la pantalla —no la percepción del telespectador como su función o significado dentro de una narrativa— ha sido considerado el determinante principal de los efectos de los media. En este modelo de «imagen dominante», los telespectadores están implícitamente representados como receptores pasivos de una serie de imágenes salientes. Los efectos de TV han sido vistos también como una función que correlaciona con los resultados esperados de visión. Así, el comportamiento agresivo a continuación de un programa violento puede estar influido no sólo por el contenido del programa, sino también por el aprendizaje social antecedente, y los estados y circunstancias subsecuentes a la visión. Ni este punto de vista ni el de «imagen dominante» da al telespectador un rol activo; en ambos los efectos de los medio son asumidos sólo para reflejar mezclas complejas de fuerzas externas.

Posteriormente, en base a la creencia de que una elucidación de los procesos psicológicos subyacentes a la visión de la TV es esencial para cualquier entendimiento completo de su impacto, se han llevado a cabo investigaciones que han tratado de evaluar cómo los telespectadores de diferentes edades codifican, interpretan y hacen inferencias sobre los contenidos de programas de TV. Las interpretaciones de los telespectadores y sus inferencias contribuyen a una variedad de posibles efectos de la TV. Ver y entender la TV es una actividad cognitiva compleja. La evidencia ha demostrado que los niños/as usan habilidades cognitivas bastantes sofisticadas para atender y comprender el contenido de los mensajes de TV. Incluso los niños/as muy pequeños trazan una variedad de tipos de inferencias y forman representaciones coherentes de los sucesos editados complejamente representados en TV.





Extraído de
Revista Complutense de Educación
1998, vol. 9. ni 2:41-77
El mundo de la televisión
Diana García Corona
Profesora Departamento MIDE. Facultad de Educación
Universidad Complutense de Madrid
Ana Isabel Martín Ramos
Licenciada en Ciencias de la Educación



Publicaciones recomendadas
La calidad requiere liderazgo
El aprendizaje cooperativo
Perversiones audiovisuales
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Google+

Busca en mis blogs